Fotografía Histórica > Proyectos de Investigación
Proyectos de Investigación
fotografia
Proyecto: MARTÍN CHAMBI. (1920-1950)

[+ información]

fotografia
Proyecto: La Imagen rescatada. Fotografía en la Región de Murcia.

[+ información]

fotografia
Proyecto: Kurt Schnitzer (a) "CONRADO". Santo Domingo 1939 - 1943

[+ información]

fotografia
Proyecto: Cuba cien años de fotografía

[+ información]






Los ámbitos de la fotografía son muchos, y entre ellos está el de la propia investigación. La labor de rescate y estudio en torno a la historia fotográfica y sus protagonistas, ha sido igualmente otra constante en la labor de Díaz Burgos. Aquí se exponen cuatro de los trabajos más sentidos y queridos.



PROYECTO: MARTÍN CHAMBI



En 1990 realizó junto con su gran amigo, Juan Manuel Castro Prieto un viaje a Perú, con el objetivo de positivar la obra del gran fotógrafo peruano, Martín Chambi, por encargo del Círculo de Bellas Artes de Madrid, y con el propósito de realizar una posterior exposición y libro. Participan también en dicho proyecto, Publio López Mondejar, Alejandro Castellote, Luis de Toledo y la editorial Lunwerg. Un viaje que a ambos les cambio las vidas. A ese primer viaje le sigue otro mas, con el fin de no solo positivar, sino también investigar y seleccionar imágenes nuevas e inéditas del archivo completo de este fotógrafo.



 Son tantas las experiencias vividas en este proyecto, que facilmente se podría narrar una novela. La aventura que suponía marchar desde Madrid  hasta Cuzco en Perú, portando un laboratorio fotográfico completo, debido a la circunstancia que en aquellos años, este hermoso país estaba sumido. Con la presencia de un terrorismo atroz, agravado por una fuerte crisis económica que el país atravesaba en aquellos momentos, obligó a estos dos hombres a tener que desplazarse a Cuzco provistos de absolutamente todos los enseres necesarios para la realización del copiaje en alta calidad de la obra del maestro. Desde una ampliadora de 20x25 ", cubetas, pinzas, luces, y como no, todos los fungibles necesarios, reveladores, fijador, papeles de diferentes formatos, productos químicos etc. en total, más de 200 kg. de peso. Pero esto no fue motivo para frenar la ilusión de los Juanmanueles -nombre este, con el que cariñosamente les conocían la familia Chambi-   por encontrase de cara con este sueño, por muchas dificultades que él mismo pudiera presentar. Era el primer encuentro con América Latina, y hacerlo entrando por la puerta mágica de la Avenida del Sol en el Cuzco, era un precio impagable. Pero aún lo sería mas el poder acceder a la familia Chambi, de la mano de su nieto, Teo Allain Chambi. El primer encuentro nada más llegar fue con Julita Chambi, en el estudio de esta, y en donde disponíamos del espacio para instalar el laboratorio, justo al lado de la habitación en donde se custodiaba uno de los archivos históricos más importantes de la fotografía internacional. Muchos sudores y algunos mareos, no sabemos si debidos al temido mal de altura -soroche- o bien a la responsabilidad que aquel reto les suponía. Pero conociendo la personalidad de ambos, más pienso que fuera lo primero. Posteriormente, mucho trabajo y muchas horas encerrados en un laboratorio, en donde conocieron a través de la voz cansada y dulce de Julita, mil y una anécdotas e historias de su papa. Historias que jamás ninguno de ellos borrarán. El resultado final fue ampliamente valorado, y la exposición, como no podía ser de otra manera, un éxito que estuvo itinerando durante muchos años por España y media Europa. De la magia del maestro, su facilidad para componer, y su complicidad con el mundo tan cercano que le toco fotografiar, nadie escapó. En definitiva, un privilegio que la historia les deparó, y una experiencia que a ambos les marcó de por vida, y que el tiempo posteriormente se ocupó  de llenar aún mucho mas de contenido y emoción, tanto en el terreno personal y afectivo, como en el profesional. Posteriormente, a este viaje le sucedieron otros muchos mas, pero ya para realizar su trabajo personal en torno a este hermoso y mágico país.



PROYECTO: CUBA 100 AÑOS DE FOTOGRAFÍA



 Otro proyecto significativo sería su labor en torno a su trabajo de investigación y estudio de la fotografía cubana. Se acercaba una fecha histórica como era el centenario aniversario de la separación de Cuba con España, y desde aquí se estaban haciendo los trámites para acometer una exposición en donde se recogiera una parte histórica importante de la fotografía cubana. Al final y después de varios intentos fallidos, Mestizo, y en concreto, su director, Paco Salinas, apostó por el proyecto. Y así, con unos cuantos meses solo de por medio, se realizó esta exposición y libro, en el que desde mucho antes, Díaz Burgos había estado trabajando. Su conocimiento de la fotografía cubana se remonta a varios años atrás. De la mano de sus buenos amigos los foto-historiadores, Rufino del Valle, Ramón Cabrales y Jorge Oller, aprende los inicios y las diferentes etapas de la fotografía cubana.bPosteriormente trabajo e investigó en todos los archivos más importantes de La Habana, como la Fototeca, la Biblioteca Nacional, Casa de América, así como archivos privados y de autores contemporáneos, con el fin de editar y seleccionar la obra a exponer. El positivado de parte de la obra se realizó en la misma Fototeca cubana, y el resto en Madrid. De esto, así como de trabajar también en la selección de la obra se encargo magistralmente, Juan Manuel Castro Prieto. La dirección y diseño del libro corrió a cargo de Paco Salinas. El trabajo de "intendencia" se realizó en la Fototeca de La Habana, estando a cargo de su director, Mario Díaz, que igualmente participó en la selección de la obra. Esta experiencia maravillosa le proporcionó igualmente el conocimiento de la historia fotográfica de un país hermano y querido, que aunque ampliamente conocido por él, lo acercó aún mucho más. Se podrían igualmente narrar cientos de historias, pero solo apuntar tres de ellas.



 La primera, su entrañable relación con Alberto Díaz “Korda” tan larga de contar, como especial. Muchísimos momentos mágicos vividos con este querido amigo, tanto en La Habana, como posteriormente en Cartagena. La segunda la satisfacción de ser de las poquísimas personas que se le ha permitido estudiar todo el archivo correspondiente a Generoso Funcasta, y por último la magnífica relación con sus colegas contemporáneos, y en especial con sus “hermanos” cubanos,Raúl Cañibano,  Enrique de la Uz, Cristobal Herrera y Mario Díaz.



 PROYECTO: KURT SCHITZER  (a) "CONRADO"



 Conocía la existencia de un archivo fotográfico depositado en el Archivo General de la Nación, en Santo Domingo, por lo que solicitó la ayuda de Ricardo Ramón, antiguo Director del Centro Cultural de España en Santo Domingo, con el fin de poder acceder al mismo. Se trataba de un archivo correspondiente a un fotógrafo de origen austriaco y de nombre Kurt Schitzer (a) “CONRADO”, personaje que emigró a Republica Dominicana en 1.938. Una vez aprobada la solicitud, comenzó su trabajo efectuando varios viajes a la República Dominicana, en donde pudo ver y estudiar  más de 30.000 negativos de formato 6x6 cm., seleccionó sesenta de ellos, que fueron positivados por él mismo, y expuestos por vez primera en el mismo Centro Cultural de España, siendo la exposición más visitada de todas cuanto se expusieron en los últimos cinco años. Aquella exposición sirvió para dar a conocer el nombre y el trabajo de este médico metido por imperativos forzosos a fotógrafo. Su nombre y obra hoy es motivo de reconocimientos y homenajes. Antes de producirse este proyecto  su nombre era absolutamente desconocido incluso para una buena mayoría de fotógrafos e historiadores dominicanos. Posterior a esa inauguración, esta exposición fue itinerada por diversas capitales americanas, al igual que en Casa de América en Madrid. Dicho proyecto fue en su totalidad, investigado, editado, positivado y hasta enmarcado por el propio Díaz Burgos. En el mismo fue imprescindible la figura de Don Miguel Holguín, técnico del Archivo Nacional, y ya fallecido, que fue la única persona que le pudo asesorar históricamente, ayudándole en su momento a saber reconocer a todos los personajes históricos de aquella época en ese país, y en especial a la familia del dictador Trujillo. En definitiva, un nuevo desafío y aventura que le hizo crecer como persona.



 PROYECTO: LA IMAGEN RESCATADA. FOTOGRAFÍA EN LA REGIÓN DE MURCIA. 1863 - 1940



 Por último, en esta selección que el autor hace de cuatro proyectos, correspondería citar  al más cercano. La investigación en torno a  la historia de la fotografía de su propia tierra. Es en 1999 cuando Isabel Tejeda, entonces Directora de Artes Visuales de esta Región, le propone este reto, que evidentemente, acepta, aún siendo consciente de las "consecuencias" que le podría acarrear. La "osadia" de trabajar en un espacio donde supuestamente esta marcado a golpe de orín, como los perros marcan su territorio, no sería muy bien recibido, cosa esta, que no le preocupó lo más mínimo. Su trabajo, constancia, responsabilidad y seriedad son sus cartas de presentación, y a veces para unos pocos, no son suficientes. Después de mas de dos años de duro trabajo, de visitar todos los pueblos que componen esta región, de haber consultado a un buen número de personas y de instituciones publicas y privadas, y después de ganarse la confianza de las buenas gentes de esta tierra,que sin problemas alguno le prestan sus joyas familiares en forma de negativos, cristales o fotografías antiguas pertenecientes al albúm familiar, para que los pueda transportar a su estudio y laboratorio, en donde seleccionará cientos de fotografías después de su, edición y posterior positivado. Una vez analiza el trabajo y ante las fechas que le marcan para la entrega del mismo, propone exponer una primera parte que corresponde al periodo que abarca los inicios de la fotografía hasta el final de la Guerra Civil española, en donde se dan a conocer obras y autores desconocidos, y de una excelente calidad, que jamás nadie antes había investigado. Los datos de este proyecto serán posteriormente publicados en esta misma página web.



 La exposición fue un tremendo éxito, hasta el punto de ser visitada por más de 20.000 personas y reseñada en la prensa ocupando  primera página de los diarios más importantes de esta región. Tal fue la repercusión de este trabajo, que se reclamó a la administración desde diversos foros, que todo ese material no se dispersara y que fuera a su vez, el germen de los fondos en la creación de un archivo regional.



 Motivo este, que fue aprobado, y que dio lugar a la creación del CEHIFORM, Centro Histórico Fotográfico de la Región de Murcia, por orden de 16 de noviembre de 2001, y que en capitulo aparte se expone en esta página web. Es evidente que este logro, es producto de este trabajo de investigación. Su posterior labor en la creación de este Centro, como máximo responsable, es uno de los logros más importantes, y un tremendo orgullo que nadie, ni nada va a hacerle olvidar en su ya dilatada carrera profesional.



 Para mayor información referente al CEHIFORM, visitar el apartado posterior a este.